LA PAREJA DORADA

Su sonrisa me conquistó de inmediato. En la esquina de siempre, con la esposa de siempre esperaba a que bajara el tráfico.

Caballero de fina estampa, con sus “sesenta y pico” bien llevados, siempre lo veía feliz. Pasando un brazo sobre los hombros de su amada, podía imaginársele el rey del mundo. Cabello plata, anteojos también plata, sonrisa amplia, saludaba con garbo a sus conocidos.

Ella discreta, madura y cálida, como su sonrisa, no desbordada, mas bien con aire de misterio que hacía juego con su vestir, recatado, fino y elegante.

Coincidíamos en horario, yo pasaba a comprar un rico café mientras ellos conversaban animadamente sobre sus días compartidos.

Aquel dia los ví, él saludó como siempre, efusivo, cordial, ella afectuosa, cálida…sin conocerlos puedo deducir : “Hey, son felices”, al parecer disfrutan de esa rutina cotidiana que todos llevamos.

Con el pasar de los años, ya no los ví más…quizás están en otra esquina,  otra ciudad, haciendo otros planes, llevando otras vidas.

No lo sé… pero casi podría asegurar que su brazo protector sigue rodeando aquellos hombros femeninos porque es su misión, su vocación, será que así me gusta verlos, será que así me gusta verme, cuando pasen muchos años.

Anuncios

8 comentarios en “LA PAREJA DORADA

  1. Que lindo ami! Pues a mí se me pierde la mirada en “ese” par de manos entrelazadas caminando al ritmo de pasos antiquísimos; el bastón es sólo para marcar el ritmo…

    Abrazos

  2. Me causas emociòn con este escrito. ¿ Serà que tendrè la dicha de tener mi esquina de felicidad y protecciòn ? Si!, la tendrè. Rico leerte con esos sentimientos, desabrochaos!.

    Un càlido saludo; se le quiere muchìsimo!

    Beny.

  3. Querido Beny, aunque nunca lo sabremos es emocionante (como dices)sentir que la posibilidad es enorme, gracias por tus palabras, también se le quiere mucho 🙂

  4. Ahora que Bloglines no existe y cambiando todos mis contactos al reader, me doy cuenta lo refrescante que es volver a leer blogs, practica que perdí hace mucho tiempo y que deseo retomar nuevamente. Y que manera de hacerlo leyendo este relato tan maravilloso, donde me veo reflejada y en el que me gustaría seguir viéndolo.

    Por estos lares me verás nuevamente.

    Un Abrazo desde casa y no desde el salón

    La mae nairo!

  5. La mae! que bellas tus palabras y me alegra que te sintieras identificada, sabes que aquí siempre ha estado mi casita virtual, así que bienvenida nuevamente, un abrazo a tí y a tu hermosa familia 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s