EL DIAGNOSTICADOR DE CARROS

Conocí al “diagnosticador de carros” (algo así como el “encantador de perros”), hace algún tiempo, su fama corría por todas las calles y carreras aledañas a su “sede”, en donde “de sol a sol” se dedicaba a Diagnosticar.

No se hace llamar mecánico, pero no por falta de conocimiento, sino porque su técnica le permite darse el lujo de “remitir”. Armado de sus herramientas sorprende a los angustiados clientes que llevan sus carros.

Con sumo cuidado recorre el motor, afina sus instintos, toca los cables y “voilá” “Es la correa del tiempo, o la válvula del aire” etc etc. Si es algo menor de inmediato soluciona y su tarifa no es infartante.

Es un hombre feliz…así lo expresó mientras me conectaba un fusible (al carro, no a mí) y yo me atrevería a acotar “talentoso” pues nada como hacer lo que se quiere hacer y de paso saber hacerlo, ser asertivo.

Hoy en día cuando el miedo hace que los mecánicos sean como dentistas, le dedico unas líneas a este Dr. House de la mecánica automotriz 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s