RELATO TEMPRANERO

Mi día (este día que relato), comenzó más temprano que de costumbre.

Me provocó retomar una vieja rutina, visita a “Salvatodo”, cuando apenas las cajas comienzan a abrir (sí las cajas, no las flores), por ser aún época vacacional, no hay madres apuradas comprando meriendas o algún foami color verde…

Tomo mi vaso con diligencia y me dirigo a “la máquina” un latte vainilla será mi escogencia, mientras los espejos del área de cosméticos me resultan útiles a esta hora.

Me maravillo de estas líneas de productos, hechas en tonos perfectos o armoniosos, al menos para mí  : “Color Stay mineral Bronzer”, Wow qué buen mercadeo, me digo dándole cuerda a mis pensamientos femeninos y no muy profundos, también se valen…

Evito los anaqueles médicos agradeciendo la salud pero respetando realidades y doy mi última vuelta, escogiendo cierto antojo que será atendido luego de horas de oficina.

Fin del recorrido, ticket en mano, me voy renovada y con menos dinero en mi cuenta, pero para esos pequeños gustos,  también se destina “el ingreso” 😉 …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s