ESO DE “EXTRAÑAR”

Eso de extrañar viene de tiempos pasados. Extrañaba el hombre su morada, cuando al salir el sol debía conquistar otras tierras, o aquellas mujeres que valerosas recorrían pueblos enteros ofreciendo mercancía que les brindara el sustento.

“Extrañar” es algo así como reconocer una debilidad por alguien, un apego a un querer, ser consecuente a un afecto.

Pero así como se extraña, el ser humano siempre ha sido capaz de sobrevivir ante la ausencia, sobreponerse ante las distancias, desapegarse ante lo que no conviene (por ejemplo). Y sigue su camino, porque no va con la edad el experimentar que se supera a un amigo de infancia, a un familiar querido, a un gran amor perdido…

Eso de extrañar es más común que escribirlo, es más fácil aceptarlo, es más fuerte negarlo…es que eso de extrañar va como un testigo, que se pasa de mano en mano y es tan fuerte que se convierte en toda una modalidad, donde realmente (nunca) se supera, más bien, todo se transforma, para poder respirar (en noches como hoy) para anhelar lo contrario a eso de extrañar, que hoy…de tanto extrañar, pretendo que no extraño.

Anuncios

13 comentarios en “ESO DE “EXTRAÑAR”

  1. Ya yo no quiero extrañar, he decidido que extrañar es darle poder a otro, y ese otro resultó ser un ingrato que aun estando ausente me hace infeliz.

    Le quito el poder que tiene sobre mí y dejo de extrañarlo. Muy bello texto, pero ni aun así, quiero extrañar.

  2. “Sobrevivir ante la ausencia”, Me gusta esta, es cierto por mas temores que muy dentro tengamos, ante la perdida de alguien querido, eso de ” extrañar” es una sensacion, que asi como te puede demostrar un gran afecto, tambien puede hundirte en el dolor. Pero al final, se sobrevive ante la ausencia….. BEsos Mil Flaca Bella………….

  3. Excelente mi reina..!!…

    Reflejas en tu post claramente esa “rebeldía constructiva” que implica el extrañar, además nos da la certeza de que el futuro que queremos está alli…en nuestras manos..

    Te invito a aplicar juntos la justicia de no dejar vacia ninguna esperanza…

  4. “Aunque quiera olvidar no se me olvida que no puedo olvidarte”, dice el gran Joaquín Sabina…
    ¿Se puede olvidar y extrañar al mismo tiempo?
    Se sobrevive extrañando, pero ¿se vive?
    Va un abrazo, amiga, y espero que lo extrañado también extrañe… para que la extrañeza sea compratida.
    ¡Salud!

  5. Hola Marianne, asi como tambien nos estraña tanta ausencia. Te deje un Premio en mi blog, acompañado de una pequeña tarea, espero que sea de tu agradoª Besos

  6. Hola Marianne, me he estado leyendo varios de tus posts, estan muy buenos e interesantes, no sabía que tenías tanto talento, deberías proyectarte en este mundo!

    No te EXTRAÑE que des el salto a la fama

    Saludos!

  7. Yudith, siempre tan linda gracias un abrazo 🙂
    Eduardo, qué grata sorpresa tenerte por aquí, me alegra que te puedan gustar lo que lees, ah y nada de fama jajajajaja, un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s