LA COPLA DE LA MUJER CON GARRAS

La encontré muy ocupada,

atendiendo un reverbero,

en una casa ubicada,

en la vía hacia Cordero.

Era un domingo soleado,

de esos que no tienen brisa,

cuando me puse a su lado,

al principio me dio risa,

Esas uñas son postizas?

Yo me atreví a preguntar,

ella sonrió compasiva,

acostumbrada a explicar

“Son verdaderas reliquias,

que me dedique a cuidar,

por ellas me han dado premios

y me han hecho autografiar,

me llevan para las fiestas,

como orgullo nacional,

por ellas tengo casita,

Record guinness y demás. “

Sorprendida imaginaba,

mo seria una pelea,

yo a esa mujer no retaba,

ni que diga cosas feas,

bailar, dormir o comer,

como hará para cuidar,

su tesoro con fervor,

y no soltar esas garras,

ejemplo: haciendo el amor…

Me di cuenta por mi copla,

que me excedía en pensamiento,

así pues me despedí,

con mucho agradecimiento,

y con nuevo material,

con el que adorno este “cuento”.

Jaiiiii

Anuncios

2 comentarios en “LA COPLA DE LA MUJER CON GARRAS

  1. Guacala!!!! no comería nada que haya preparado esas manos ni con un mes de hambre jejeje…lo primero que me viene a la mente es como hará para limpiarse aquello ahjajaja, perdon mi querida marianne, por lo guarro, pero me parece muy anti higienico y anti estético…
    Para ti y tu copla, como siempre 100.000 chocolates
    Un abrazo

  2. Senti algo parecido a tu reaccion,sobre todo por el esmalte bronce,(cabe destacar que no era un restaurant, ojo) no comments jaja un beso mi loco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s