VENTANA CONGELADA Y SERVICIO EJECUTIVO

Viajar en autobus es algo más que una aventura terrestre. Escogí la medianoche por precisar la mañana para diligencias puntuales. Ataviada con cuello tortuga chaqueta y jean, contaba con mi “sangre caliente” para viajar durmiendo hasta la mañana siguiente.

“¿Ventana o pasillo?”, me dijo un muchacho antes de subir,

“Ventana”, le dije casi ofendida mostrándole mi pasaje y pensando (“Usted no leyó mi post jajajaja).

La ventana en cuestión era la primera del segundo piso, ya todos estaban sentados. A un señor de unos 70 años escogió el destino para ser mi compañero de viajes. Como saludo sólo dijo :

“Esta cobija es enorme, ¿oyó?”

“Ah…gracias”, fue lo que respondí algo sonriente y tímida.

Comienza la travesía, el frío se cuela por la tela de jean, los huesos empiezan a entumecerse, comienzo a soñar que voy en un témpano de hielo y mis piernas ya parecen patas que penosamente van derechas, mi cara estirada y congelada. Frío, sueño, oscuridad e hipotermia… cuando de repente el señor repite la frase (transfigurado):

“Esta cobija es enorme, ¿oyó?”(oyó, oyó….oyó (en sonido digital xtreme system)

Entre dormida y despierta y sintiéndome náufraga le dije valientemente :

“Ah bueno…¡ Vamos a compartirla entonces!”

De pies a cabeza (o mejor dicho a cuello) quedé cubierta por esa cobija milagrosa : sus fibras lanudas parecían abrazarme y devolverme a la vida, ya podía mover todos mis dedos y el sueño se apoderó nuevamente de mí, que me sentía como un tabaquito feliz y recién nacido jajajaja.

“Llegamos”, dice “el señor caluroso”, yo “remolona” prefería no llegar a mi destino y seguir allí enrrollada en cobija ajena.

“Qué bueno”, dije de mala gana, renunciando al calorcito mañanero…

Una señora del otro pasillo se asoma y remata :

“Esa sí es buena suerte la de esa muchacha, la vi dormida y pasando frío y luego en la parada ya estaba arropada” jajajajaja

Esa frase sirvió para despertarme al 100%, retocarme rápidamente y pensar :

” Sí, “amanecí” durmiendo arropada con un extraño en un autobus …algo no muy convencional pero definitivamente, ¡un buen servicio ejecutivo!” 🙂

Anuncios

13 comentarios en “VENTANA CONGELADA Y SERVICIO EJECUTIVO

  1. una vez en un viaje de barquisimeto a maracaibo estaba en una situación parecida y a mi lado habia una chica q no podia ver bien porke estaba oscurisimo, en una de esas comenzamos a rozarnos accidentalmente y terminamos acurrucados todo el viaje fue interesante y fue muy loko porke al llegar descubrí q era una niña como de 15 años

    de resto fue muy excitante

  2. Saludos desde er Monte (Valles del Tuy). Marianne caí en tu blog de casualidad, me encanta!

    Este Post me hizo recordar cuando intenté irme a Margarita en Ferry de mochilera. Después de calarme el viaje (Parada) en Ferrocarril, las ochisientas transferencias en el metro, las cuatro horas de carretera en el autobus “Ejecutivo” pasando frío y hambre, para que justo en la taquilla de boletos, no me lo vendieran por ser menor de edad! Había olvidado el permiso de mis padres jeje..

    Ouch!

  3. Mientras trabajé en las petroleras en el oriente del país, viajaba cada quince días de un extremo a otro de Venezuela. Quince días en un taladro y quince días libres, eso quería decir que cada quince días tenía que hacer un viaje en uno de esos “buscava”, así los llamé, porque de verdad no son bus-cama, son casi que unas morgues ambulantes, no se, tal vez las compañías de transporte compran cavas para transportar carnes o pescado y luego los transforman para llevarnos a nosotros congelados.

    Como siempre, es divertido leerte 🙂

  4. Jajajajaja que bueno que te encontraste con el señor…

    Te apuesto que así como tu agradeciste el calorcito de la cobija, él “pa’ sus adentros mesmos” agradeció amanecer arropado con una muchacha, cosa que seguro no le sucedía desde hace mucho!!

    😛

  5. Marianne… encontre tu blog!!!! la papaya esta tan full de trabajo que nunca me lo pudo pasar, pero lo encontre blogueando por ahi….
    Cuentos de bus tengo muchos, viaje por esos “BUSCAVA” (bus cama/refrigerador) muchas veces de barqui para pto la cruz, y es un viajecillo de 11 horas!!!! solo el primero me agarro desprevenida, ya me voy con almohada, cobija, doble media, franela gruesa, sweater y mi MP3 pa no escuchar ronquidos… Una vez me toco de acompañante un señor de talla super plus, que no solo me arrincono en mi puestico, si no que roncaba tan duro que ni mi mp3 al maximo volumen podia opacar su sonido stereo!!! casi muero en ese viaje… ha sido el peor hasta ahora! Un beso… estamos en contacto!

  6. Lesmy, qué buena tu visita, aquí te estaba esperando jajaja, tremenda experiencia, nada como ir “armada” a estas travesías, ya estaré visitándote, un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s