EL REGISTRO PRINCIPAL

Esta tarde tuve que ir al Registro Principal. Estoy haciendo ciertas diligencias y por eso sentí curiosidad de cómo encontraría “El Edificio Nacional” en la actualidad, después de tantos años sin verlo.

Gran parte de mi niñez asístía al “Conservatorio de música Vicente Emilio Sojo” que se encontraba situado enfrente del Edificio Nacional.

En sus escaleras esperábamos a que nos buscara “un adulto”, jugábamos libremente, comprábamos “cepifrezz” y sencillamente éramos felices mientras las flautas dulces nos servían de espadas.

Hoy cuando bordeaba la estructura me entró una nostalgia junto a la brisa que me despeinaba caprichosamente.

Caminé pausadamente en el bulevard y me uní a la gente que parecía estar siempre caminando por allí : Estudiantes apurados, una viejita y un niño, militares y policías, todo un mosaico humano. Sonreí acercándome a la plaza y por supuesto había algunas palomitas volando, para que el cuadro fuese el perfecto.

Mi romanticismo se agrietó un poco cuando escuché el discurso que en cadena nacional se pronunciaba por los megáfonos ubicados estratégicamente por toda el área.

“patria o muerte…enemigo imperialista…” palabras que el viento llevaba (y traía), pero definitivamente hacían juego con el cuadro que observaba y que se completaba con un grupo de “ciudadanos cubanos” que pasaban a su lugar de trabajo.

A ciencia cierta no tengo un motivo para este post, que me perdonen hoy los que tienen el oído acostumbrado a los megáfonos estratégicos y al “personal importado”, pero yo, después de este paseo sólo pensaba “esto no es lo que pensé encontrar, a ésto no me quiero acostumbrar…” y me pregunté :

“¿Quién dijo que un país se construye a base de nostalgias y romanticismos?”

“No de nostalgias ni romanticismos”, me respondí yo misma, pero sí de su historia, de sus recuerdos intactos, de sus ideales, de su gente.

Anuncios

6 comentarios en “EL REGISTRO PRINCIPAL

  1. Hey! Saludos! Te dejo este comment sólo porque me llamó la atención que yo también me llamo Marianne, yo también soy zurda y también tuve que ir hoy al Registro Principal. (En mi caso, a registrar mi título).
    ¿Qué más tendremos en común?, ja, ja. Bueno, somos bloggers.
    Zurdos saludos. O sea, con la izquierda.

  2. Se podría decir lo mismo en el sentido inverso, un país no se destruye en base a nostalgias – Zamora por ejemplo – y romanticismos – la figura de Bolivar – . En todo caso es la gente, es la gente y es la gente lo que construye: no el cambio de los símbolos o del uso horario. Y si la perpetuidad de un personaje garantizara el crecimiento, uno sin duda la apoyaría, pero no parece 😦 Un abrazo amiga!

  3. Da dolor ver como nos ha invadido, con el permiso de los que se sienten mas patriotas, esa ideología que está envenenando justamente eso, su historia, sus recuerdos, sus ideales y su gente, la verdad es que no soy muy optimista. Gran Saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s