MIRADA BANCARIA

Ah..los bancos. Ya sabemos que en los bancos, todo puede pasar.

Mucha gente desesperada, la “línea intermitente” y una hora pico.

Extraigo mi número para “hacer una cola virtual” (hasta cuándo virtualismos jajaja) y veo un señor fisgoneando el número, otras dos chismeando, niños correteando…me imaginé una plaza.

Saco mi “bolígrafo bancario” (dícese del bolígrafo barato sólo para estos fines) y..ninguna planilla de depósito (no faltaba más).

Miro a mi alrededor : Varios frenéticos llenan “otro banco, otra plaza”, otros desperdician depósitos intentando no equivocarse, yo…arrepentida de no haber afiliado esta cuenta por internet.

-“Por favor una planilla de depósito”

-“Hay que esperar, no hay”, dice el vigilante.

(Queeee), pensé sin decirlo.

Suena el dichoso timbrecito, clientes son atendidos, sigo paseando mi vista…

Allí veo a una chica, con aire “desordenado”, que llena mil planillas. La planilla número “mil uno” se encuentra a pocos centímetros, vacía…me aproximo sigilosamente, puedo distinguir sus items vacíos, la tomo y de repente :

-“¿Entonces amiga?”, me dice la muchacha. Yo lo sentí como un saludo y enseguida traté de identificar esa cara pero sólo veía sus lentes de contacto verdosos, algo extraños y escandalosamente cristalinos.

-“Hola tanto tiempo”, le dije falsamente y casi hipnotizada por aquella mirada cosmética y fija.

Ella no articuló palabra y seguía viéndome con una mirada ahora multicolor.

Tratando de evitar ese arcoiris le dije suavemente :

-“¿ De dónde te conozco, yo apenas estoy regresando a la ciudad… universidad?” (Sobrada, amigable y tomando la planilla)

-“De ningún lado “amiga“, es que ESA PLANILLA ES MIA!“, dijo en negritas. (Tukiii)

Sentí el aleteo de la verguenza, el alumbre de sus lentes, la mirada de la gente, la falta de planilla, el timbre de los clientes…

“CLINNN”, Marianne”, se leyó en la pantallita.

Oops… mejor huir por la derecha y regresar mañana (o afiliar la cuenta), demasiada mezcla de realidad y ficción en tan agitada sucursal 😉

Anuncios

12 comentarios en “MIRADA BANCARIA

  1. jajajaja, demasiado buena esta crónica de una “pasada de pena”, CLINN!! y eso del bolígrafo bancario (el más majunchito de la colección) es tal cual!!! jajaja.

    Como me has hecho reír

    Un abrazote

  2. Qué bueno está esto… Un crónica perfecta y detallada del por qué ODIO con toda mi alma, tener que llevar a cabo esos menesteres. Mi caso, es cumbre, tengo mi cuenta por internet para no pasar por esto, pero igualiiiiito tengo que calármelo por cosas de mi empresa.

    Besos que ladran!

  3. por que será que siempre pasa eso de las planillas?, a veces también ocurre que hay pero las tienen como escondidas en un rincón ignoto del banco; de pana que si puedo hago las transacciones por internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s