EL POST LLUVIOSO…

La tarde agoniza, el cielo se muestra amenazador, el frío parece completar el cuadro gris que percibo mientras manejo…

Un niño muy pequeño va caminando detrás de posiblemente su abuelo : un señor mayor, descuidado y barbudo con rostro severo, seguramente cansado de deambular, no lo sé. Un niño tan pequeño caminando apurado y hasta desorientado rompe el corazón de cualquiera y de paso, comienza a llover…la lluvia fue la culpable de este post.

El pequeño reía bajo la lluvia, sus ropitas algo desgarradas no eran suficiente abrigo, pero logré ver, pues tuve que detenerme, su carita : sí, reía al contacto de la lluvia, no tan purificadora, más bien la percibí traedora de enfermedades y frío de calle, lluvia gris y atrevida que juega con la temperatura infantil…

Una lluviecita en buena compañía pudiera resultarle juguetona, pero qué pasaría después? ¿Acaso el abuelo no ve que el niño casi corre para mantenerle el paso?¿y el hambre?¿y si lo reprende por su lentitud bajo la lluvia?

Qué falta de gobierno, qué falta de sensibilidad en nuestras calles, qué falta de depósitos a Fundana, qué lágrimas tan inútiles, qué piececitos tan fríos…

Hay noches en que la conciencia no me deja dormir…y con razón.

Anuncios

6 comentarios en “EL POST LLUVIOSO…

  1. Entiendo como te sientes, y aunque podemos hacer cosas para ayudar y tener más responsabilidad social, no somos los responsables, sabes por situaciones como esa jamás me he sentido culpable, siempre he participado en voluntariados que trabajan para ayudar a los demás, y como bien dices, todo eso es responsabilidad del gobierno, del señor aquel que definitivamente no tiene nombre, porque dijo que se lo cambiaría si no “recogía” a todos los niños de la calle.

  2. Rostros así vemos todos los días, te comprendo por tu impotencia, no es nuestra culpa pero igual duele, lo único que podemos hacer es ser es buenos padres, hermanos, etc para que no sigan habiendo niños en la calle.

    Cuidate mucho.

  3. Solo hay que darle gracias a dios por haber tenido la fortuna y la dicha de poder haber crecido bajo un techo y tener padres o abuelos concientes.

    Hay que ser la convicción de que nuestros hijos tengan lo mejor que humanamente podamos darles, empezando con el amor que nunca le debe faltar..

    Alguien por ahí bajo una promesa presidencial dijo en una oportunidad “me cambiaré el nombre si veo niños en la calle”.

    Los niños… nuestros bellos patrimonios para la humanidad.

    Un saludo cordial.

    Nelson

  4. Entiendo ese dolor que comentas, que a veces nos sorprende cuando vemos situaciones injustas e increíbles en nuestro mundo. Yo las he contemplado desde hace años, desde niño. Y nunca hé encontrado una explicación lógica para ello ni en nuestro terruño ni en nuestro planeta. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s