VIAJE DE IDA Y VUELTA…

La madrugada siempre me ha parecido respetable. Con sus silencios y sus sombras temporales, invita al orden, la meditación si se quiere, la planificación. Muy de madrugada emprendo un corto viaje laboral.

La oscuridad del camino sugiere precaución, también sugiere la tibieza de un café. Una música instrumental es mi compañera, los violines, muchos de ellos cabe destacar, son buenos copilotos y armonizan con las lucecitas que van de dos en dos.

Mis pensamientos se liberan, son monólogos incesantes y silenciosos que no puedo detener mientras manejo…paso estaciones y lugares de parada, imagino cómo hacen los empleados para llegar antes del sol, ¿desde donde vienen?qué se yo…

Todo se repite cual película, cada curva, cada tramo, qué predecible…se acortan los kilómetros y llego a mi destino, con el alba… No es día de mucha conversación. Qué maravilla puntualizar, ser conciso, tachar pendientes en la agenda…

Me siento un poco maquinal en el viaje de regreso, evito el sueño bajando las ventanillas. Adiós chaqueta de cuero : Aire puro, tibio sol, sombrerito playero de buena suerte, Paralamas en vivo, verdor maracayero…

Mis monólogos son interrumpidos en el peaje por un alegre conductor :
“Hey, te pagaría el peaje pero voy en otro canal”
Sonrío levemente. A mí también me gusta “brindar un peaje” de vez en cuando (Why not?) …

Le hago un saludo militar medio en broma, medio en serio y finalmente leo :
“Bienvenido a Carabobo…(aún) el territorio de lo posible” 🙂

Anuncios

11 comentarios en “VIAJE DE IDA Y VUELTA…

  1. …me recuerdas muchos viajes de trabajo, cruzando el puente sobre el lago, con miles de rayos y litros de lluvia cayendo sobre la costa oriental, solo, doblado de frío y oyendo música a todo volumen, sin cinturón de seguridad en un taxi cacharrex maracucho pensando en tantas cosas…hay que ver cuantas cosas se piensan así…

  2. Brindas peajes?
    Yo se los brindaba si me caia bien la gente q venia atras 🙂 Despues los saludaba con emocion y arrancaba cagado de la risa por la cara de extrañeza de la gente pensando… donde conocimos a ese chamo??? 😆

  3. Muy buen relato, donde los kilómetros recorridos son sensaciones del viaje interior. Me recuerdas ese viaje al laberinto del Minotauro, ese temor, ese dolor, que todos deberíamos ir a buscar, enfrentar y, finalmente, vencer.

  4. En Venezuela aún se puede brindar peaje, hasta gasolina invitamos si es el caso, que maravilla, intenta hacer lo mismo en otro país a ver sino quedas sin la quincenita :p

    Que bueno que fuiste y viniste sin tropiezos y con un gran logro

  5. n e n e X t r e m e !!!

    Vooooooolvìste!!! jajaja….El tè de durazno siempre me acompaña cada vez que por, golpe repentino, mi memoria me dicta buscar el link “favoritos” para leerte. Ha sido un largo tiempo (Me equivoco?) que has estado fuera del aire, pero crèeme que me alegra mucho leerte de nuevo. Se me habìa olvidado tu corte literario y tu humor.

    Por mi parte, plan de vuelo en picada, cantidad de cambios no gratos en la ofi, y la consiguiente cara de pesadez que rutinariamente me està acompañando…

    Extraño mucho aquel encierro en el que perfectamente leìa las “Cartas de nevegaciòn” y me sentìa “Amo y señor” de mis procesos… Aqui dependo de mucha gente mal geniada, de tanta gente, tanta…que me quedo corto con mis afectos y defectos. Convertido en un “Còdigo de barras andante” siempre presto a recibir las embestidas de 6 o 7 pisos màs arriba que , sin contemplaciones, al unìsono, sòlo piden, y piden, y piden.

    Refrescante tu nota, me alegrò el almuerzo.

    Besos mil!!! / Beny.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s