EL VIGILANTE DE MIS NOCHES…

El vigilante de mi edificio bien podría ser mi padre. Me dice “chamita” y conoce tanto mis cambios de look como mis horarios de entrada y salida. A veces me intimida un poco, está ahí en pose marcial y hace un saludo militar que respondo firmemente. Abre la puerta del ascensor y me espera erguido. Yo me azoro con timidez, me dan pena sus detalles pero lo saludo muy afablemente.

Lo que más me conmueve es el gesto del botellón de agua. Dada mi independencia voluntaria adquirida hace algún tiempo, la parte que menos me gusta es la de subir el botellón de agua los días lunes.
Por conseguir relevo en la tarea del botellón bien podria considerar candidatos temporales jaja, pero luego pienso a la inversa : no evaluaría candidatos por un botellón de agua …El vigilante se encarga de eso… por ahora.

“Amablemente ” y previa consulta conmigo, ha corrido a algún ex inoportuno que ha pretendido despertar a la damisela en horas de la madrugada 🙂
Es una buena persona, en las noches frías despierta mi consideración y le pregunto si tiene abrigo, responde en tono recio que no le hace falta…

Como dato curioso, muchas noches al despedirme digo algo que no debo decirle en medio de su turno :
“Buenas noches que descanse y dulces sueños”!,
Que loca!Espero que no lo tome literalmente o podría costarle el trabajo 🙂

Anuncios

15 comentarios en “EL VIGILANTE DE MIS NOCHES…

  1. ¡A mí me pasa lo mismo con el de mi casa! Al despedirme le digo “que duermas bien”, y después pienso que no debería decirlo… pero en su caso, ya lo hemos encontrado dormido tantas veces que creo que lo digo de corazón…

  2. En el edificio en donde vivimos nosotros, a los vigilantes los cambian a menudo, de verdad que no se porque razon.
    Pero siempre hay uno del grupo nuevo, que aprende que no debe asustarse cuando llego en las noches corriendo por el pasillo de entrada del edificio y que solo debe abrirme la puerta para que yo me sienta segura (lo que pasa es que salgo tarde de la universidad y por ende llego muy tarde a mi casa a pesar de que me dan la cola y en realidad no me gusta estar sola en la calle, menos de noche).

  3. Cómo le van a decir eso a ese señor? Además que pensará el pana de la broma…¿? jejejeje

    Pero ciertamente es bueno que tengas ese apoyo a tu disposición; en el lugar menos pensado puedes conseguir un alma caritativa … y pasan a formar parte de ese entorno que hace más viable nuestra rutina.

    Besos amolll,

  4. hola mariansita, de verdad que me alegra que cuentes con un vigilante asi, eso no existe, o por lo menos en mi caso creo que he tenido mala suerte y el concepto que tengo de ellos lamentablemente no es el mismo…! de hecho recientemente publique un post referente a eso….! pasate por el blog, y lee “The Venezuelan Rangers” es de este mes…. y esta pendiente que esta semana voy a publicar otro referente a tomar las expresiones literalmente…! un beso.

  5. Cómo será su vida?
    Tendrá con quien cenar en navidad?
    O estará olvidado por sus parientes?
    Tendrá hijos?
    Sus hijos, con razón o sin ella, lo querrán?
    O pensará todas las noches de vigilia sobre la razón para seguir alargando una vida llena de insomnio y personas anónimas que no pueden ni podrán nunca suplir a su familia?
    adeus pensare

  6. Nuestro vigilante diurno ha sido el mismo por 14 años, te imaginaras que conoce a todos en el edificio de arriba a abajo. Es super confortante llegar y ver un rostro conocido. por cierto, ya aprendi lo de las fotos! Gracias!

  7. Por el titulo…pense que ibas a contar otra cosa “extremas” como las que acostumbras…
    Nunca, pero nunca he llegado de madrugada y he conseguido al vigilante despierto….jamas, eso como que no forma parte de su contrato.

  8. jeje ¿sabes cómo le dicen a los que acarrean botellones de agua? digo los muchachos esos que bajan los botellones de los camiones. Les dicen “camellos”. Saludos!

  9. Muchos vigilantes son desprestigiados y muchas veces humillados por su noble labor. Tengo un hermano que por su propia conducta no quiso estudiar y por supuesto presto servicio militar en la DIM y luego paso a ser vigilante (luego de la baja) trabajaba en un edificio del Este, y en una oportunidad los fueron asaltar unos desalmados que sin mediar palabras les dispararon a mansalva, a mi hermano le rozo el disparo cerca de la vena aorta, casi lo matan, cuando corrío donde la conserje del edificio y otros vecinos mas no lo querían atender, casi muere desangrado, pero gracias a un vecino del edificio que es médico logró hacerlo trasladar a un hospital, ya que la empresa de Vigilancia en Venezuela es como dicen en criollo “chimba” y no tenía los papeles del seguro en regla, donde mi hermano fue derecho al Vargas, como cual mortal con un trabajo tan riesgoso y sin un seguro decente… así como el caso de mi hermano hay muchos mas, de vigilantes mal pagados que casi no descansan y mal entrenados, algunos con antecedentes delictivos, pero otros que son tremendas personas y buenos amigos, esa es la vida de los Vigilantes (o como decimos los Venezolanos los Guachimaes= Watch Men)

  10. Pues mi hermana tuvo una mala experiencia con un vigilante viejo verde, demasiado amabale, que le regalaba caramelitos y hasta la invitó al parque del este… y por lo que sabemos la cosa no era oslo con ella….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s