DEL CINE Y SUS ESTRELLAS

Cinéfila hasta la muerte y si es domingo, más todavía.
Una buena película hace que todo alrededor pierda importancia, a menos que ciertos detalles ocurran…
Empieza el film: “One million dollar baby” . Oscuridad y frío…Encuentro mi chocolate familiar y empiezo a derretir los cuadritos de dos en dos en mi lengua, sensación inigualable.
Mi compañía es de esas buenas que no dicen palabra alguna, de inmediato recuerdo cómo este para mi es un requisito básico. En alguna oportunidad “evalué” posibles conquistas en el cine: lo que para los hombres es la playa para mí es el cine jaja, imposible que sea hablador, no tendríamos futuro 😛
Sigue la película, me doy cuenta de que la chica de mi lado izquierdo está sola y trata de ser amiga, concluyo en que no sirvo para socializar en el cine.
Recordé aquella vez en que fuí sola a ver “La pasión de Cristo” y en las partes desgarradoras un muchacho desconocido me agarraba el brazo con urgencia. Sentí que necesitaba apoyo y no me quedó más remedio que dárselo 😀
Escucho “las cotorras que ahorran” sentadas detrás de mí, de esas que en el momento crucial de una escena dicen “ay se va a morir”, “ay pobrecito”, “seguro gana la pelea” etc.
Cual escena de Ally Mc Beal, imaginé que volteaba rápidamente y las nockeaba a ambas. Buena forma de drenar…
De repente emerge una cabeza antes no vista, delante de mí con peinado al estilo del “Puma” es todo un obstáculo, sólo puedo leer el principio de la frase, mi cerebro intenta traducir pero recuerdo que mi inglés es bueno pero SLOW.
Recordé la frescura de un estadio de béisbol y me provocaba gritar a todo pulmón “A SENTARSEEE”, a Dios gracias fundió su peinado con el de la novia y ambas cabezas bajaron, aclarando nuevamente el panorama.
Luego se escuchaban muchas voces afuera incluso decian “¡Ya están listas las cotufas!”, Casi salto a buscarlas y senti que estaba en la sala de alguna casa.
“Las cotorras” van al baño e incrustan sus rodillas en mis pulmones: “Ommmm”, nada impide que mi atención se desvíe, aunque les deseo en secreto que duren bastante por allá….
Se oyen repiques polifónicos de celulares cuya gente no puede desconectarse del mundo por dos horas o pensar en un conveniente “vibra mode”, pero la película está por terminar…
Fin de la película, excelente!, nos dirigimos a la salida mientras yo pienso :
“Que cotidiano! lo que faltó fue un aplauso final o que cada quién se lleve su silla jajaja”
Anuncios

16 comentarios en “DEL CINE Y SUS ESTRELLAS

  1. Tipico… Yo odio las funciones tempraneras por eso. Una vea mientras estaba en el cine, a una chama le suena el celular. Alli uno respira profundo y aguanta. Per loa chica atenciò y empezò.. aqui estoy en el cine.. si bla bla una pelicula buenisisma.. si y mi mama me dijo esto.. y aquello..

    Alli si no aguante y le dije Pero Y entonces? La tipa me miro ofendida, indignada como dicnedo… que horror que este tipo interrumpio mi llamada..

    Tercermundismo total.

  2. Es terrible la invasion de celulares encendidos en durante las peliculas, sobretodo con temas de billos, bonnie cepeda, las chicas del can, etc… es de pinga ver una pelicula seria, por la que pagaste un dinerillo… y derrepente en el climax de la peli suena VOOOVEREEE, VOLVEREEE, UNA FOTOGRAFIA, FUE LO QUE ME QUEDDOOO, Y BAILA COMO JUANA LA CUBANA… el coñazo en el aterrizaje del limbo cinematografico al mundo real es inimaginable.

    Besito

  3. Hey Chica extremaaaaa, bueno a mi no me gusta ir al cine pero si las peliculas. Por eso prefiero la comodidad de mi casa.

    No te respodí en estos días posss porque no tenía saldo sorry.
    Que la pases happy en esto días :0)
    Un super abrazo y gracias por la visita.

  4. Uff eso me hace acordar que a mi siempre que voy al cine, me pasan unas vainas!! que si una pareja se pelea en plena sala, los benditos celulares, que si, chamitos lanzando cotufas, pero lo más patética anécdota de todas, fue cuando asistí a ver la premier de La comunidad del Anillo (el señor de los anillos) que ansiaba verla completa, peeeero…
    en ese momento que no sé si tu recuerdas (por ser de valencia) la vi en el sambil, y bueno en ese momento, en la mistad de la película, en la parte más buena! la cortan, diciendo que tenían que suspender la película, porque en planta baja el banco estaba siendo atracado, y que había un herido..

    la gente se cagó toda, yo estab algo nerviosa, pero nos quedamos allí encerrados, con rejas y todo, sin salir por precaución y aparte que la policía estaba abajo..
    y estuvimos media hora, y total que no vimos la pelicula entera, arrrgh que arrechera me dio ese día, bueno nos dieron tickets, para verla entera al día siguiente.

    saludos!

  5. Hola! Gracias por visitar mi blog, seguire viniendo a tu casa. Y te comento que cuando voy al cine de veras los mas molestos son las parejitas que se pasan caramelos cuando estan separadas! jeje!
    A mi tambien me gusto ‘Million Dollar Baby’!
    Saludos desde Los Angeles!

  6. Negra, amol, lo lograste, voy a comentar.
    Este tema es una de las cosas que mas critico en mi vida. Al igual que tu, casi todos los domingos voy al cine, pero sufro mucho con la falta de sentido común de la gente (el menos común de los sentidos).
    Me ha pasado de todo, el peinado mas alto de toda la sala: al frente; los enfermos de cistitis: a los lados; las cotorras o celulares-maniacos: atrás o a los lados, noooooooooooo, porque a miiiiiiiii.
    Lo máximo que me ha pasado, aparte de calarme a uno que le dio por probar todos sus ringstones mientras comenzaba una película, fue cuando fui a ver “Troya”: Paris dispara su flecha que todos sabemos donde fue a dar y la que está a mi derecha comenta: “Uhf, le dio en todo el tobillo”. Casi que me tuvieron que recoger del piso.
    Lo único que me falta por escuchar es que al final de una película alguien grite: “EL ULTIMO QUE APAGUE LA LUZ”
    Chao amol.

  7. Pasé a devolver la visita y me entretuve de lo lindo digiriendo todo el blog. Excelente.

    Para los demás: tercermundismo sobra aquí, pero no abusen de la palabrita para así poder usarla cuando amerite.

    Estos desconsiderados hay en todas partes. El secreto mejor guardado: son minoría. Si ud. se para en mitad de la función y a todo gañote les pide que por favor tal o cual cosa (asegúrese de gritar y pararse para llamar la atención de todos y poner más presión sobre el antisocial) verá que dóciles que son.

  8. Esas historias tuyas del cine y las de los bancos son todo un clasico, jeje. De verdad no entiendo como es que la gente no se puede aguantar y atienden los celulares en plena pelicula. Casualmente viendo esa misma pelicula un celular con reggeton empezo a bailar bien cerca de donde yo estaba. El tipo lo dejo sonar un rato, luego atendio y se instalo a hablar. Estaba a punto de entrar en histeria cuando la acompañante femenina le dio un trancazo, (¡en serio!) y el tipo cerro el aparatico del demonio.

  9. Querida neneXtreme::::Disfruta muchìsimo esta semana de relax, he visitado inconstantemente tu rincòn, pero el tiempo en este carrito de perros calientes no me ha dejado escribir. Necesito un cupito en tu “Blog al agua”… Mar, Sol & relaxxx…Un grosso bacio & mis màs cariñosos elogios para con tu persona…:-)

  10. Hola,

    A mi me gustan más las películas que el cine. Voy al cine mas que todo para salir y hacer algo, pero siempre salgo con la impresión de que en mi cuarto, con la luz apagada y el dvd conectado al equipo de sonido se ven mejor las películas. Porque en el cine siempre pasa algo, alguien ladilla atrás, alguien ladilla antes, se les olvida apagar una luz, se te sienta un gordo al lado, la película está desenfocada, los celulares suenan, la silla huele rro o está torcida, se va la luz… siempre hay algo fastidiando.

    Saludos!

  11. Me hicistes recordar a un amigo argentino que estuvo de visita en Maracaibo años atrás y se nos ocurrió la brillante idea de ir al cine en lunes popular… El argentino a la salida nos pregunto con cara de asombro: “¿Che aquí no hay futbol? porque en Argentina la gente grita en los estadios”.
    Saludos!

  12. Hola extrema, la verdad que me reí mucho con tu post, son cosas típicas que nos pasan a todos, a todos menos a los causantes se vé. Te falto apuntar los que llegan tarde, a la mitad de la película y se tienen que sentar en medio de todo, haciendote levantar y moviendo a medio cine! una vez fui con amigos al cine solo para molestar, lo admito, estabamos osciosos y dijimos que mejor joder a alguien, fuimos y estuvimos en la ultima fila jodiendo todo el rato, al final el cuidados y su linternita nos sacó. No me preguntes para que lo hicimos, ni yo lo sé.

    PD: al ver tu foto me viene solo una frase a la mente: “estas buenísima mamacita!!” con respeto obvio!
    chau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s